Aceite de Coco Para el Cáncer – (UNA MARAVILLA Demostrada)

Autor: | Publicado en Alimentos Anti-Cancer 2 Comentarios

El aceite de coco para el cáncer es un remedio anticancerígeno cuyos efectos han sido demostrados y es que ayuda a frenar el desarrollo del cáncer y a matar las células cancerígenas sin dañar a las células sanas, cosa que sí sucede con los tratamientos convencionales contra el cáncer.

El cáncer se produce pro deficiencia de oxígeno en las células lo cual es consecuencia de la acidosis metabólica y por tanto las células tumorosas solo pueden prosperar en un ambiente ácido en base a la glucosa y a la fermentación de los aminoácidos.

También te puede interesar el artículo sobre la leche de coco y el cáncer.

aceite de coco contra cancer

El aceite de coco contra el cáncer es ideal porque es el carburante perfecto para la limpieza cetogénica ya que tiene unas propiedades para reforzar el sistema inmunológico muy recomendables. Concretamente es especialmente efectivo contra el cáncer de mama aunque en realidad ayuda frente a todos los tipos de cáncer.

Cómo actúa el aceite de coco para curar el cáncer

Otto Warburg del que ya hemos hablado muchas veces en esta web, ya que fue el primero en descubrir la causa principal del cáncer (la acidosis), comprobó como las células del cáncer son incapaces de producir energía por medio de una respiración celular normal al ser metabolismos alterados.

Otto llegó a la conclusión de que las células obtiene su energía por medio de un proceso dependiente del azúcar que se le conoce con el nombre de glicolisis. La glicolisis lo que hace es producir altos niveles de ácido láctico.

Para entender por qué es bueno el aceite de coco para el cáncer hay que saber cómo funcionan las células normales y las cancerígenas. Las células normales tienen niveles de glicolisis relativamente bajos mientras que las células cancerígenas de crecimiento rápido llegan a tener niveles que son hasta 200 veces más altos.

aceite de coco y cancerEsto hace que las mitocondrias se dañen y que se produzca una falta de oxígeno como consecuencia de la dependencia de la glucosa para producir energía, lo cual también produce alteraciones en al ADN.

Los estudios de Otto Warburg fueron ampliados por el DR. Thomas Seyfried y demostró que las células con cáncer pueden producir energía por medio de la fermentación de la glucosa y los aminoácidos con lo que pueden nutrirse de abundante glucosa y otros nutrientes de la sangre a gran velocidad.

En el metabolismo de los ácidos grasos ocurre que las cetonas pueden usarse como fuente de energía mientras que las células de cáncer no, de modo que los cuerpos cetónicos lo que hacen es abastecer de una gran fuente antiinflamatoria de energía a las células sanas al mismo tiempo que se evita que se alimente a las células cancerosas.

Aceite de coco y dieta cetogénica

El aceite de coco ayuda a curar el cáncer y que en el proceso de ayuno y de dieta cetogénica, en el que solo se consume proteína vegetal (preferentemente), grasas saludables y no se consumen hidratos de carbono durante 3 días y 10 como máximo.

El aceite de coco contiene una gama amplia de grasas saturadas de cadena corta y media que el cuerpo puede metabolizar con facilidad para producir energía. Además el aceite de coco contiene ácido láurico que refuerza el sistema inmune y que el cuerpo transforma en monolaurina.

Los efectos del aceite de coco contra el cáncer también se debe a que el ácido láurico lo que hace es envenenar a las células cancerígenas, lo cual produce un fuerte estrés oxidativo y al mismo tiempo reduce el nivel de glutatión, que es la defensa que tienen las células cancerosas del aumento del estrés oxidativo.

La monolaurina es un elemento que tiene propiedades anti-hongos, antivíricas y antibióticas y este tipo de ácidos grasos no dañan el organismo como sí lo hacen los medicamentos y antibióticos sintéticos.

Cómo tomar el aceite de coco para el cáncer

La dosis de aceite de coco es de entre 8 y 10 cucharaditas al día y se deben tomar 2 cada 3 horas.

Además se deben beber unos 3 litros y medio de agua al día, con extractos naturales como zumo de limón, vinagre de manzana, cúrcuma o clorofila.

También es recomendable usar laxantes naturales a base de hierbas y probióticos para tener una limpieza intestinal óptima.

Video sobre el aceite de coco y el cáncer

Comments
  1. Posted by Ada
    • Posted by Susana

Agrega tu comentario

Compartir

Si te gusto el artículo lo puedes compartir con tus amigos o familiares