Cómo Influye La Meditación En El Cáncer

Autor: | Publicado en La Mente y el Cáncer 4 Comentarios

La mente influye en todos los problemas y situaciones de nuestra vida y en el caso de una enfermedad como el cáncer también, por lo que nuestra capacidad para manejar nuestros pensamientos, emociones, miedos y demás, es algo muy importante cuando se padece esta enfermedad.

Hace tiempo publicamos un artículo sobre el cáncer y la meditación y hoy en esta segunda parte hablaremos más a fondo sobre sus beneficios y cómo funciona. La meditación en este sentido es algo que nos puede ayudar mucho.


nmeditacion para el cancer

La meditación para sanar el cáncer

Con la meditación conocemos mejor nuestra mente y aprendemos a dominarla, ayudándonos a enfocar las cosas de manera más equilibrada ante las situaciones que se nos puedan presentar en la vida, nos ayuda a tener respuestas en las emociones más positivas y también a deshacernos de creencias negativas y autodestructivas.

El problema de cualquier enfermedad no abarca solo la dolencia de ella en sí misma, sino que las emociones, el miedo o la inseguridad también nos afectan mucho y todos estos aspectos se producen cuando una persona conoce tiene cáncer.

La meditación para sanar el cáncer es una práctica que ayuda mucho y además hay que tener en cuenta que es frecuente que cuando una persona padece cáncer solo se enfoque en la enfermedad en sí sin darse cuenta de que la tristeza, los miedos y el sufrimiento emocional afectan negativamente a la persona.

Con la meditación es más fácil darnos cuenta de lo que nos está sucediendo a nivel de la mente de manera que tenemos más posibilidades de evitar un sufrimiento añadido.

Gracias a la meditación cultivamos nuestra conciencia haciéndonos más conscientes de las causas de nuestra infelicidad y de esta forma descubrimos que una parte de lo que sufrimos en la enfermedad, lo estamos creando nosotros con nuestros pensamientos, actitudes y respuestas emocionales.

Ser capaces con la meditación de identificar estos aspectos negativos es algo sumamente importante para así poder cambiarlos por pensamientos y emociones positivas. Cultivando los estados mentales positivos conseguimos que la enfermedad sea menos nociva.


La meditación contra el cáncer y no solo para enfermos de cáncer sino para todo el mundo, tanto aquellos que quieren prevenirle cómo afrontarle en el mejor estado de ánimo, es muy recomendada.

La práctica de la meditación

Existen muchas formas diferentes de meditar, entre las que están las meditaciones de contemplación, meditaciones para calmar la mente, las meditaciones para generar emociones positivas, o con ejercicios para deshacernos de las creencias destructivas etc…

La atención consciente

Para afrontar una enfermedad, el aprender a vivir la experiencia con un equilibrio mental es algo muy importante y con la meditación aprendemos a observar todo lo que nos está pasando en el aspecto emocional.

Para meditar el primer paso es relajar tanto mente como el cuerpo. Podemos empezar por respirar lenta y profundamente e ir soltando las tensiones acumuladas en el cuerpo. Hay que tomarse un tiempo para que poco a poco el cuerpo se vaya relajando, aunque estos es al principio porque con la práctica bastará con un pensamiento para dejar el cuerpo completamente relajado.

Al inicio de empezar con la meditación, le daremos a nuestro cuerpo el tiempo que haga falta para relajarse, sin prisas.

Una vez que tenemos el cuerpo relajado se trata de relajar también la mente.

Una de las formas de meditar es tener una atención constante a nuestros pensamientos, sensaciones, imágenes mentales. Se trata de contemplar lo que sucede en nuestra mente y para ello la respiración es de gran ayuda.

Centrase en la respiración es algo de gran ayuda para conseguir la serenidad que buscamos.

La compasión

En este tipo de meditación nos fijamos en el dolor y sufrimiento que experimentamos y antes de que aparezca cualquier respuesta emocional hacemos que surja la respuesta de compasión.

Se trata de evitar los sentimientos destructivos de ira, de culpa, etc…que son propios de la enfermedad y en su lugar damos una respuesta de compasión, “Que terminen todas las enfermedades y el dolor en todos los seres del planeta”

Por medio de nuestra enfermedad nos hacemos conscientes del dolor que tienen tantas personas en el mundo, abriendo el corazón a los demás y dando una respuesta de compasión.

Poco a poco con esta meditación empezamos a sentir el deseo por hacer algo más profundo que sea capaz de ayudar a los demás y de estar sano y fuerte para poder ayudar a aliviar el dolor que tienen otras personas en el mundo.

La meditación la terminamos sosteniendo esta energía de la compasión en el fondo de nuestro ser y dejándonos sanar por ella.

Meditación de sabiduría

La palabra sabiduría en esta meditación refiere a trascender las opiniones y los conceptos que tenemos sobre las cosas, sobre las personas o sobre nosotros mismos.

Cuando hacemos una meditación usando la sabiduría lo que hacemos es tratar de reconocer y darnos cuenta de las creencias que tenemos y de que realmente no tienen una realidad intrínseca y por lo tanto nosotros podemos deshacernos de todos esos pensamientos negativos y limitantes.

Esta meditación se empieza como todas, realizando primero una relajación para calmar mente y cuerpo y una vez hecho esto, empezamos a observar nuestros pensamientos sin realizar valoraciones.

Por medio de esta observación encontramos que la sensación del yo forma parte de la experiencia y es lo que observaremos con detenimiento.

Se trata de descubrir los sentimientos sobre nosotros mismos e identificar cualquier imagen negativa que tengamos de nosotros mismos. Identificamos en lo más profundo de nuestro ser cuáles son los sentimientos dañinos que tenemos y esto puede requerir por supuesto más de una sesión de meditación.

A veces puede ser bastante complicado el identificar esta autoimagen de nosotros mismo y podemos requerir el hablar con otra persona que sea de confianza que nos ayude a identificar nuestra propio autoimagen.

Una vez identificada se trata de observar esta imagen negativa que tenemos de nosotros mismos en la meditación y llegando a contemplar cómo esta autoimagen negativa no tiene nada que ver con la realidad y que solo es una creencia que hemos tenido siempre de nosotros mismos y que no nos hemos cuestionado o no hemos sido capaces de cambiar hasta ahora.

Al identificar esto mediante la meditación cuando tenemos esta enfermedad se hace más fácil nuestra curación.

Hay muchas otras formas de meditar y estos ejemplos que hemos puesto nos dan una idea de cómo funciona la meditación y el papel que tiene cuando se padece una enfermedad en este caso como el cáncer pero que por supuesto es aplicable para cualquier enfermedad.

Video con meditación curativa para enfermedades

Todos los artículos de la mente y el cáncer aquí

Comments
  1. Posted by Jesús Lázaro.
    • Posted by Susana
    • Posted by mode
    • Posted by Jocelyne

Agrega tu comentario

Compartir

Si te gusto el artículo lo puedes compartir con tus amigos o familiares