El Fraude de la Medicina Tradicional y el Cáncer

Autor: | Publicado en La Estafa del Cáncer Sin comentarios

¿Sabes que la gran mayoría de las prácticas que se llevan a cabo en la medicina moderna no se han demostrado si tenemos en cuenta las leyes que el mismo gobierno nos ha impuesto?

Fue ya en el año 1978 cuando en la OTA (Oficina de Evaluación Tecnológica) se sacó a la luz un informe en el que tras una gran investigación se supo que menos de un 20% de los procesos que se emplean en la medicina moderna resultan efectivos.


Fraude de la lucha contra el cáncerSin ir más lejos el que ha sido 2 veces Premio Nóbel de Medicina, el Dr. Linus Pauling no solo se hizo conocido por este galardón, sino también por haber dicho una verdad como un castillo de grande al decir la frase “todos debemos saber que la llamada guerra contra el cáncer es un gran fraude”

Como bien sabemos los 3 principales métodos de la medicina moderna para luchar contra el cáncer son la Radiación, la quimioterapia y la cirugía y si tienen algo en común es que todos resultan nocivos para el cuerpo y la mente ya que causan problemas físicos pero también emocionales.

La conspiración sobre el cáncer es tan solo una más de las muchas estafas que nos han vendido y esto es una realidad. Después cada uno es libre de creer o no en ello.

La quimioterapia

Expertos como el doctor John Cairns como otros muchos dicen que solo el 3% de los pacientes a los que se les aplica la quimioterapia se curan.

Pero son muchos más los especialistas en salud que han afirmado lo mismo, que la quimioterapia no sirve en la gran mayoría de los pacientes y sí que causa muchos efectos negativos para la salud.

Los estudios del tratamiento de la quimioterapia dan como resultado que en un 97% de las ocasiones no sirve para nada.

Sabiendo esto, ¿por qué se sigue utilizando? La respuesta es corta y sencilla: Dinero.


Cuando vamos al médico y nos receta un antibiótico, él no recibe una compensación económica, pero cuando si receta 3000 entonces las compañías farmacéuticas sí que les pagan una compensación aunque no sea directamente.

Pero con los medicamentos de la quimioterapia es distinto ya que son los únicos con los que el médico cada vez que los prescribe si recibe su compensación económica directamente.

Los médicos hacen mucho dinero con la quimioterapia y las farmacéuticas más todavía si cabe y esa es la única razón de que se siga usando el la medicina actual.

La quimioterapia es uno de los tratamientos que más daña a una persona tanto física como emocionalmente puesto que se utiliza una combinación de drogas que tienen potentes efectos secundarios.

Muchos pacientes tratados con la quimio afirman que los efectos secundarios que le provoca este tratamiento son peores que la propia enfermedad. Caída del pelo que tarda muchos años en volver a crecer normalmente, llagas alrededor de la boca, encías dañadas, vómitos, úlceras gastrointestinales o nauseas muy fuertes.

De hecho, en muchas autopsias se ha visto que los pacientes mueren antes como causa del tratamiento con quimioterapia que como causa de los efectos del propio tumor.

Los cánceres de mama, pulmón o colon que son los que mayores muertes causan no responden al uso de la quimioterapia y esta apenas tiene eficacia en tratamientos para tumores expandidos o grandes.

Mención especial merece el cáncer de mama en el que en muchos casos lo que se hace es acortar la vida de la mujer.

Al administrar las drogas que se usan en la quimioterapia se causan no solo efectos colaterales sino efectos directos puesto que esta no distingue entre las células enfermas y las células normales.

Estas sustancias atacan la médula ósea destruyendo desde los glóbulos blancos que se encargan de luchar contra las infecciones, los glóbulos rojos que transportan el oxígeno a los órganos y las plaquetas que hacen que la sangre coagule. No hace falta decir que todas estas células son defensas vitales en la propia lucha contra el cáncer.

Las personas tratadas con la quimioterapia terminan con sus sistemas inmunológicos destrozados o en el mejor de los casos muy afectados y es común que mueran por infecciones comunes.

También hay casos de intoxicación directa o distintas enfermedades de la sangre como puede ser la anemia aplástica en la que la médula ósea ya no es capaz de producir glóbulos rojos, la trombocitopenia que es una reducción drástica de las plaquetas o la leucopenia, una reducción pronunciada de los glóbulos blancos.

Los efectos de la quimioterapia a largo plazo pueden traer mayor riesgo de volver a desarrollar cáncer, problemas de corazón o de fertilidad.

También hay que saber que la mayoría de las drogas que se utilizan en la quimioterapia producen cánceres secundarios especialmente en los pulmones, en el sistema gástrico o en los ovarios. Estos cánceres son los más difíciles de curar y pueden aparecer 5 años, 10 o 15 años después incluso cuando el tratamiento ha tenido éxito.

La Radiación

La radiación utiliza rayos X de alta intensidad para frenar la reproducción de las células cancerígenas y en ocasiones se utilizan implantes artificiales que se insertan directamente en el tumor.

La radiación también daña las células normales y no solo las cancerígenas y causa daños cromosomáticos y cánceres secundarios en muchas de las personas con las que se aplica.

Con todo esto, en cánceres de próstata o laringe es preferible el tratamiento de cirugía y en tratamientos de cáncer de mama combinada con la lumpectomía a corto plazo para que reduce las posibilidades de contraer cáncer pero solo a corto plazo ya que con el tiempo pueden aparecer cánceres posreriormente.

En realidad la radiación es más perjudicial que beneficiosa y varios estudios han demostrado que la radioactividad usada para extinguir las células con cáncer del cuerpo hace que las personas tengan más probabilidades de desarrollar el cáncer en otras partes del cuerpo ya que también puede activar la mutación de las células normales.

La radioterapia tiene efectos dañinos en los órganos y los tejidos del cuerpo algunos médicos ya han dicho hace ya mucho tiempo que no se puede curar el cáncer con radiación porque las dosis de rayos X que se necesitaría para matar las células de cáncer también mataría al paciente.

La radioterapia aplicada después de haber tenido una cirugía de mama aumenta según estudios clínicos el índice de mortandad.

Con la radioterapia también se produce una gran pérdida de defensiva en el sistema inmunológico y con el tiempo las mayoría de las personas terminan desarrollando otro tipo de cáncer.

Los efectos secundarios de exponerse a la radiación son excesiva fatiga física y mental, vómitos, náuseas, úlceras, ampollas o fístulas en distintas partes del cuerpo, pérdida del pelo temporal o permanente, quemaduras en las membranas mucosas o en la piel, necrosis en los huesos de la boca en el caso de tratamiento en encías, legua o boca, dilatación permanente de capilares y arterias especialmente en el tratamiento de cáncer de mama o amenorrea en mujeres en etapas cercanas a la menopausia.

La radioterapia se sigue usando ya que aporta muchos beneficios económicos a la industria farmacéutica pero desde hace muchos años quedó demostrado que no es una terapia real en para combatir el cáncer y en cambio sí que resulta muy nociva.

La Cirugía

Se trata de algo que en ocasiones resulta ser algo imprescindible en el tratamiento del cáncer y es efectiva cuando se trata de curar un tumor que todavía no se ha extendido por el cuerpo pero en cambio no resulta efectiva cuando el tumor ha crecido demasiado o se ha extendido por otras partes del cuerpo.

En realidad no hay una manera lo suficientemente segura para saber si un tumor ha producido metástasis o se ha extendido.

En el tratamiento de cáncer de mama, en la fase más temprana el 30% de las mujeres a las que les ha sido pronosticado favorablemente después de haber tenido una cirugía vuelven a desarrollar cáncer según datos del instituto nacional contra el cáncer.

En hasta el 60% de los pacientes a los que se les ha extirpado un tumor vuelven se vuelve a desarrollar cáncer y según muchos médicos la cirugía provoca que el cáncer se expanda más fácilmente por el cuerpo.

Un mínimo error del cirujano puede hacer que millones de células cancerígenas se esparzan por la sangre.

La biopsia quirúrgica es un tratamiento que se utiliza para detectar el cáncer cuando aún se encuentra en una fase temprana y también puede contribuir al crecimiento del tumor.

La cirugía debilita mucho el sistema inmunológico e incluso puede causar la muerte súbita.

Son muchos los pacientes que han fallecido en quirófano u horas después tras haberse complicado la operación.

Os recomendamos este video en el que se habla del Cáncer y de todos los intereses que hay entorno a la enfermedad.

Video sobre el fraude del cáncer

No Responses

Agrega tu comentario

Compartir

Si te gusto el artículo lo puedes compartir con tus amigos o familiares