Cómo Hacer Una Limpieza Hepática – (PASO A PASO)

La limpieza del hígado y de la vesícula para eliminar los cálculos biliares es probablemente una de las acciones más saludables que podemos hacer por nuestro organismo y para mejorar mucho la salud.

A lo largo del tiempo vamos acumulando una gran cantidad de toxinas y sustancias en nuestro cuerpo que acaban entre otras cosas por dar lugar a la formación de piedras o cálculos en la vesícula biliar.


Vamos a explicar cómo es el proceso completo paso a paso de limpieza hepática y biliar, el cual consta de 6 días de preparación y después de unas 20 horas más o menos del propio proceso de limpieza.

Antes de ver cómo se hace la limpieza hepática vamos a ver que elementos vamos a necesitar para la preparación de los 6 días para que resulte más fácil posteriormente el puro proceso de desintoxicación.

como se hace la limpieza hepatica

Ingredientes necesarios para la limpieza hepática

  • 6 Litros de zumo de manzana orgánico o ecológico.
  • Sales de epsom (un preparado con 4 cucharadas disueltas en 3 vasos de agua)
  • ½ Vaso de aceite de oliva virgen.
  • Toronjas o pomelos o combinado de naranja con limón (cantidad suficiente para obtener 2/3 de vaso del jugo.

Los 6 días de preparación para la limpieza hepática

El periodo de preparación para la limpieza debería de preferencia comenzarse 5 o 6 días antes de la luna llena, para realizar el proceso propio de limpieza así que dura unas 20 horas como dijimos, justo concidiendo entre la luna llena y la luna nueva.

Durante 6 días hay que tomar diariamente 1 litro de zumo de manzana. Esto es porque el ácido málico suaviza y ablanda los cálculos biliares de modo que sea más fácil su expulsión. Algunas personas pueden tener diarrea los primeros días o una sensación de estar hinchados pero es fundamental tomarlo y además el zumo de manzana tiene propiedades depurativas.

Si la diarrea tiene un color amarillo o color café significa que es bilis que ha quedado estancada y el hígado y vesícula la ha eliminado.

Al tomar el zumo de manzana se consigue expandir los conductos biliares. El jugo hay que beberlo durante el día y siempre tomarlo entre horas y no con la comida.


Para neutralizar los efectos del ácido de la manzana, es recomendable enjuagarse la boca con bicarbonato de sodio.

Dieta durante los días de preparación de limpieza

Hay que evitar tomar bebidas que estén frías o bien congeladas ya que reducen la eficiencia de la limpieza al enfriar el hígado. Las comidas no deben estar frías y siempre se deben tomar a poder ser calientes o si no se puede, por lo menos que se coman a temperatura ambiente.

Se debe evitar consumir alimentos de origen animal, lácteos y fritos. Por lo demás se puede comer de forma normal pero no coma más cantidad de la que necesita.

Si estás tomando medicamentos o suplementos, evita tomarlos durante esta semana de limpieza a no ser que sean estrictamente necesarios.

El proceso de limpieza hepática

El sexto día que es el último día en el que tomamos el jugo, empieza el proceso de limpieza hepática y en el también realizaremos una limpieza de colon.

La limpieza de colon se hace para ayudar a reducir las náuseas e incomodidades que pueden aparecer en la desintoxicación hepática y biliar. El proceso más sencillo es realizar la hidroterapia de colon o irrigación colónica.

Dicho esto, en el sexto día haremos lo siguiente:

  • Por la mañana tomaremos un desayuno ligero, como fruta o una leche vegetal con un poco de avena. (Evitar edulcorantes, productos animales, mantequillas etc…)
  • A partir de las 2 de la tarde no comeremos absolutamente nada sólido, solo el zumo de manzana y agua. Hay quien prefiere hacer ayuno desde las 12 para una mayor efectividad en la limpieza.
  • Para comer o almorzar antes de esa hora, se puede tomar fruta o un arroz blanco con verduras al vapor (se aconseja arroz basmati, con un poco de sal sin refinar).
  • limpieza hepatica y ácido malicoSobre 5 y media de la tarde se realiza la limpieza de colon (se necesitará una bolsa que venden en las farmacias para realizar el enema).
  • A las 6 de la tarde se toma la primera toma de ¾ de vaso de agua con sales de Epsom. Previamente habremos preparado el recipiente que nos dará para 4 tomas echando las 4 cucharadas soperas de las sales en 3 vasos de agua.
  • A las 8 de la tarde realizamos la segunda toma de sales de Epsom.
  • A las 10 tomamos el zumo de toronja o pomelo o bien el de naranjas con limones mezclado con aceite de oliva virgen. Necesitaremos ¾ de vaso de jugo de pomelo que mezclaremos en un frasco con ½ vaso de aceite de oliva. Cerramos el frasco y agitamos unas cuantas veces para que mezcle bien.
  • Tómelo en menos de 5 minutos y de pie. Después acuéstese boca arriba en la cama y con la cabeza a una altura que esté por encima del abdomen.
  • Si no estás cómodo también puedes ponerte hacia el lado derecho con las rodillas dobladas hacia la cabeza (posición fetal). Debemos permanecer quietos en esta posición por lo menos unos 20 minutos y si es posible sin hablar. Es el momento en el que sentirás como las piedras se van moviendo por los conductos biliares.
  • Las sales de Epsom se encargarán de que los conductos biliares estén relajados y abiertos por lo que no te dolerá en ningún momento. Si puedes duerme.
  • Si por la noche tienes ganas de evacuar, hazlo y fíjate si ves unas piedras de color verdoso que flotan.
  • Es posible sentir náuseas por la noche o por la mañana pero es algo normal síntoma de la desintoxicación. Las náuseas irán desapareciendo por la mañana.

El día 7 de limpieza hepática

  • A las 6 o 6 y media de la mañana tomaremos el tercero de los vasos de sales de Epson. Si se tiene mucha sed, antes de tomar las sales se puede tomar un vaso de agua que no esté fría.
  • Antes de la cuarta toma de sales, convendría mantenerse en posición vertical, leer o realizar algún ejercicio suave aunque si tienes demasiado sueño puedes dormir. Hay quien hace yoga.
  • A las 8 u 8 y media de la mañana se hace la cuarta y última toma de sales de Epson.
  • Sobre las 10 o 10 y media se puede tomar un jugo de frutas.
  • Pasada una hora se puede comer 1 o 2 piezas de fruta y una hora más tarde se pueden ya comer alimentos más comunes pero de forma ligera.
  • Por la tarde o noche sigue comiendo comidas suaves así como también los siguientes días.

Resultados de la limpieza hepática

Por la mañana y por la tarde después de haber hecho la limpieza es probable que tenga evacuaciones líquidas, las cuales son cálculos que se han mezclado con residuos de comida y después serán piedras mezcladas con agua.

Los cálculos en mayor parte son de color verde en distintos tonos y de colores brillantes.

El color verde es producido por la bilis del hígado y los cálculos más oscuros son los más antiguos mientras que los claros son los más recientes. Los tamaños de las piedras pueden ser de diversos tamaños.

Las piedras de color café o color blanco son cálculos calcificados eliminados por la vesícula con rastros de colesterol.

En cuanto a la espuma que verás en el sanitario, son los millones de minúsculos cristales de colesterol los cuales son muy importantes eliminar.

En caso de enfermedades como alergias, dolores de espalda o bursitis, es posible que se requieran hasta 6 limpiezas hepáticas para poder eliminar todas las piedras. En estos casos las limpiezas se llevan a cabo cada mes o cada 3 semanas.

Lo que es importante es que sepa que cuando empieza a hacer una limpieza hepática, el proceso se debe de repetir hasta que ya no aparezcan piedras. Esto es muy importante porque dejar a medias la limpieza o comenzar a hacerla y no repetir el proceso, puede causar más incomodidades que el no haberla realizado nunca.

Después de realizar la limpieza hepática notarás una gran mejora. Tu energía aumentará considerablemente así como tu claridad mental.

En pocos días esta mejora puede parecer retroceder y volver a presentarse molestias, sinónimo de que aún quedan piedras por eliminar y de que las piedras que están en el fondo del hígado se han movido hacia los 2 principales conductos biliares. Estas piedras sin embargo están preparadas para ser expulsadas.

De todos modos, la mejoría va a ser notable. Este proceso es como cuando limpiamos el aceite y los filtros del coche. Es algo muy necesario y recomendable para nuestra salud.

No Responses

Agrega tu comentario

Compartir

Si te gusto el artículo lo puedes compartir con tus amigos o familiares