Las Propiedades Medicinales y Usos del Agave

El agave es una planta que posee propiedades medicinales aunque sus usos más conocidos son los que corresponden a los endulzantes de sirope de agave o su uso para la elaboración de tequila.

Es una planta que se asemeja mucho a los cactus pero en cambio no pertenece a la misma familia que estos sino a las de las Agavaceae.

Lo que queremos exponer es qué usos terapéuticos podemos darle al agave como medicina natural y qué beneficios tiene consumir y usar esta planta para tratar distintas dolencias o problemas de salud.

Vas a ver que el agave te puede servir en muchos casos a ti o a tus seres queridos.

Propiedades Medicinales del Agave

Lo que destaca de la planta del agave como medicina y una de las cosas que la confieren propiedades medicinales es que es un alimento que contiene prebióticos en estado natural, lo cual es buenísimo no solo para la salud digestiva y el sistema inmune sino también para el estado de ánimo.

Los alimentos con prebióticos sirven para la regeneración de la flora intestinal, lo cual está demostrado que mejora nuestra salud tanto en el aspecto físico como mental, algo que puedes leer en este artículo.

Además, estas bacterias evitan que crezcan en nuestro sistema digestivo bacterias perjudiciales como le Salmonella, Listeria o E. Coli.

Aunque las propiedades y beneficios del agave más conocidos son las de ser bueno para tratar otros aspectos más conocidos popularmente por la gente. Estos problemas en los que nos beneficia consumir agave son estos que mostramos en esta lista:

  • Corregir problemas digestivos.
  • Tratar problemas de estreñimiento.
  • Cortar las diarreas.
  • Calmar dolores producidos por reuma.
  • Estimular la falta de apetito.
  • Prevenir de enfermedades como el cáncer y la diabetes.
  • Mejorar la salud ósea previniendo de sufrir osteoporosis.
  • Bajar los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Bajar los niveles de glucosa en sangre (de ahí que sea bueno para la diabetes).
  • Contribuir de forma sana al control de la obesidad.

Es recomendable tomar siempre un agave natural, para lo cual nos alejaremos de las tiendas especializadas y de las grandes superficies ya que el agave de mayor calidad lo encontraremos en tiendas especializadas de dietética. También es cierto que el precio es mayor pero merece la pena por la calidad del producto.

Además de poder obtener miel de agave o siropes se venden edulcorantes y suplementos y en estos dos últimos casos tendremos más cuidado ya que muchas veces lo que nos venden como siropes de agave son productos que llevan azúcares añadidos.

Más usos del agave

Los más conocidos son los de servir para preparar el tequila y otra bebida muy conocida como es el mezcal o algunas bebidas fermentadas como el pulque o el aguamiel.

También se utiliza en para la elaboración de siropes de agave, jarabes, la miel o el propio azúcar de agave y para enriquecer alimentos con fibra.

Pero aunque los usos más conocidos del agave sean los que abarcan a la industria alimentaria, como vamos a ver se emplean en muchos otros campos.

Pero también se usa como material de construcción por tener unas fibras resistentes y consistentes en la fabricación de materiales como:

  • Tejas.
  • Vigas.
  • Agujas, clavos o puntas.

Además se usa para fabricar algunos tipos de tejidos o papel y para hacer instrumentos de música, algo típico de la cultura maya.

Como vemos los usos del agave no solo se limitan a la industria de la alimentación y al igual que el cáñamo u otros materiales se le pueden dar muchas aplicaciones diferentes.

Contraindicaciones del agave

El agave no deben tomarlo las personas que tienen el ácido úrico o gota y eso es lo que se suele decir sobre esta planta aunque no hay evidencias demostradas de que esto sea cierto.

Lo que sí que está comprobado, es que las personas que tienen alergias o intolerancias a la fructosa, no deberían tomar agave.

Las personas con diabetes deben de alejarse de todo agave que sea muy refinado, ya que al final en estos casos lo que queda es un producto que es en su totalidad fructosa.

Mujeres embarazadas y en etapa de lactancia pueden tomarlo en cantidades moderadas pero al igual que en caso anterior, se debe consumir un agave de calidad, aunque este último punto debería ser aplicable para todo el mundo y no solo en estos casos mencionados.

COMPÁRTELO POR FAVOR
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Agrega tu comentario

error: El Contenido está Protegido !!