La Comida Macrobiótica Según Las Estaciones

Una de las premisas básicas de la comida macrobiótica es el comer de acuerdo a cada estación del año en que nos encontremos, de modo que se coman los alimentos que más benefician dependiendo de la época del año en que nos encontremos.

La cocina macrobiótica busca que comamos una serie de alimentos en función de las necesidades energéticas en cuanto a luz, temperatura o presión atmosférica entre otras, de modo que nos podamos adaptar a ellas y proteger mejor nuestro sistema inmune.

Próximamente veremos recetas macrobióticas para cada estación en concreto, de modo que podremos elaborar menús macrobióticos específicos para la primavera, el verano, el otoño y el invierno.

Pero hoy queremos hablarte sobre qué aspectos tiene en cuenta la alimentación macrobiótica para determinar el tipo de comida y la forma de cocinar los alimentos dependiendo de cada estación de año en que nos encontremos.

¿Por qué se comen alimentos diferentes en cada estación?

La comida macrobiótica está basada en la medicina oriental y este tipo de medicina legendaria tiene muy claro que en cada estación hay una energía distinta y con unas características únicas a las que podemos adaptar nuestro cuerpo y nuestros órganos en función de nuestra alimentación.

Con el cambio de las estaciones nuestros órganos como puede ser el hígado, sufren desequilibrios que podemos corregir haciendo una óptima alimentación macrobiótica y adaptándola a las necesidades concretas de una determinada estación.

El funcionamiento de los órganos es algo muy importante y con una influencia sobre nuestras emociones mucho más grande de lo que creemos.

Tener un hígado sano y un sistema digestivo en buen estado, es determinante para poder tener alegría, fuerza mental y tener buenas sensaciones positivas que nos ayuden a llevar una vida más feliz y esperanzadora.

Por el contrario, si tenemos un hígado intoxicado o un tubo digestivo en malas condiciones, es probable que tengamos sentimientos de tristeza, emociones negativas, miedos e incluso seamos más propensos a padecer una depresión.

La comida macrobiótica busca entre otras cosas que comamos frutas, verduras de temporada de temporada, de modo que nuestro cuerpo se pueda equilibrar energéticamente y podemos llevar una vida con armonía.

Órganos predominantes en cada estación

Como decíamos en la medicina oriental y en la alimentación macrobiótica en cada estación del año  hay unos órganos predominantes que se correlacionan con dicha estación.

A su vez, a cada estación se la identifica con uno de los 5 elementos. Con todo esto, se puede clasificar y correlacionar a las 4 estaciones del año con los siguientes órganos y elementos:

Primavera

El órgano predominante es el hígado y la vesícula biliar y el elemento es madera o energía Árbol.

En esta época del año se busca depurar el cuerpo y activar energéticamente sus funciones y con esto conseguimos perder algo de peso del que hemos podido ganar durante el invierno.

Es una estación para lograr obtener una buena energía y mayor vitalidad y es una época del año en la que buscaremos comer más alimentos crudos y frescos y a la hora de cocinar optaremos por comer a la plancha y platos con poca grasa.

Verano

Los órganos que se relacionan con esta estación son el intestino delgado y el corazón y el elemento que predomina en la naturaleza es la energía fuego.

Es una estación para buscar la calma y buscar alimentos frescos, también poco cocinados o crudos y sin usar demasiada sal en las comidas, de modo que se busca enfriar y relajar el cuerpo mediante la comida.

Verano tardío

El la cultura oriental el verano tardío tiene lugar justo después del verano y antes del otoño.

Los órganos predominantes son el bazo, el páncreas y el estómago y el elemento es la energía tierra.

Se busca el aumento de la energía y consumir sabores más dulces y que ayuden al buen funcionamiento de los órganos.

Otoño

Los órganos predominantes en otoño son el intestino grueso y los pulmones y el elemento energía del ambiente es la energía metal.

Buscamos reforzar el cuerpo y remineralizarlo para poder afrontar el cambio brusco de temperatura.

Se opta por comer raíces y verduras que ayuden a mantener la energía y el calor en nuestro cuerpo.

Invierno

Los órganos que se relacionan con esta estación son la vejiga, lo riñones y el aparato reproductor y el elemento predominante es la energía agua.

La cocina en esta etapa debe centrarse también en remineralizar el organismo y en nutrirlo, para lo que también se incluyen grasas saludables que ayudan a resistir el invierno, en el que también cocinaremos los platos más consistentes y calientes.

¿Qué factores tiene en cuenta la comida macrobiótica en cada estación?

Además de ver qué órganos se identifican con cada estación y una mínima orientación de lo que se busca en cada una de las 5 épocas del año según la comida macrobiótica que está basada en la cultura oriental.

Ahora vamos a ver qué factores se tienen en cuenta a la hora de establecer unas bases en la cocina macrobiótica para cada estación del año:

  • En los meses que son fríos en general se busca consumir más alimentos de origen animal.
  • En los meses calurosos se busca comer menos alimentos de origen animal.
  • En el caso de hacer la alimentación macrobiótica de Michio Kushi en la que solo se come pescado, se dejará el pescado para los meses fríos.
  • Se come mayor cantidad de alimentos crudos en verano y meses calurosos, con el fin de enfriar el cuerpo.
  • Se busca cocinar más los alimentos en meses fríos y cocinarlos poco, muy poco o nada a medida que los meses van siendo menos fríos y más calurosos.
  • Se comen alimentos estacionales y autóctonos dependiendo de la zona en la que se viva, su clima y la temporada.

Algunas indicaciones de Aveline Kushi que fue la promotora inicial de la filosofía macrobiótica dio varias indicaciones:

  • En invierno se comen tempuras fritos, salteados, legumbres, guisos o estofados con cereales, jengibre, miso, tamari o seitán.
  • En primavera se come cocinado al vapor, al horno, ensaladas, verdura cocida y fermentados de poco tiempo.
  • Verano se comen ensaladas, frutas locales, verduras y salteados, alimentos crudos y fríos.
  • Otoño se enfoca más en las legumbres, guisos y estofados, algunos alimentos fritos y mayor uso de aceite y de sal.

Recetas macrobióticas específicas para estación del año PRÓXIMAMENTE….

COMPÁRTELO POR FAVOR
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Agrega tu comentario

error: El Contenido está Protegido !!