¿Qué es el Miso y Qué Propiedades Tiene?

Autor: | Publicado en Alimentos Anti-Cancer Sin comentarios

El miso es uno de los alimentos fermentados que se obtiene por medio de la fermentación de la soja con forma de pasta con fuerte aroma elaborado con las semillas de la soja, con cereales como el arroz o la cebada, o con ambos y también sal marina.

La fermentación que le da el hongo koji le da unas propiedades y beneficios altamente terapéuticos hasta el punto de que en los países orientales de Japón y China es considerado un alimento medicinal.

Si quieres conocer más sobre el miso, como los tipos de miso que hay, detalles sobre el por qué es bueno tomarlo o incluso cómo se puede hacer miso casero, estate atento porque esto te va a gustar.

propiedades del miso y forma de prepararlo en casa

Propiedades del miso para la salud

La palabra “miso” significa si lo traducimos del japonés “fuente de sabor” o al menos eso es lo que se dice pero no hemos podido hablar con ningún japonés que nos aclare esto al respecto.

De todos modos, esta duda no hará que podemos hablarte de lo beneficioso que resulta consumir este alimento fermentado, que se puede tomar a modo de té, de sopa o elaborando distintos preparados.

El miso adquiere un sabor más fuerte cuanto mayor sea su fermentación y en la comida macrobiótica es uno de los alimentos típicos ayudando a regenerar mucho la flora intestinal, con los enormes beneficios que eso conlleva incluso en el estado de ánimo.

Lo mejor es que veas todas las propiedades del miso y son las que ves a continuación:

  • Renueva la flora intestinal conteniendo bacterias digestivas lo cual repercute positivamente a nivel del sistema digestivo y también del estado anímico.
  • Es un alimento alcalino que contrarresta la acidez gracias a su contenido en minerales (calcio, magnesio, manganeso, selenio, fósforo, zinc, cobre y hierro).
  • Su contenido en ácido linoleico y lecitina le hace ser bueno para reducir el colesterol malo.
  • Sus isoflavonas hacen del miso un alimento ideal para corregir problemas hormonales en las mujeres (menopausia, síndrome premenstrual, reglas abundantes etc…).
  • Contiene muchos antioxidantes lo cual junto a la gran ventaja de ser alcalino, le hacen un alimento que ayuda a prevenir el cáncer.
  • Tomar miso ayuda a mejorar mucho la salud y el aspecto de la piel, el cabello y las uñas gracias
  • Tiene proteínas de alto valor biológico al venir derivadas de la soja con una amplia variedad de aminoácidos.

Lo más importante a tener en cuenta cuando pensamos en el miso, es que el hecho de que sea un alimento fermentado que contiene probióticos es que la regeneración de la flora intestinal tiene unos efectos clave en nuestra salud y estos efectos no solo son a nivel físico, sino también mental.

Hace poco veíamos la importancia y lo determinante que es cuidar la salud digestiva para el estado de ánimo y es que ha quedado más que demostrado que si tenemos mal nuestro sistema digestivo y una flora intestinal pobre, somos muchos más propensos a padecer bajos estados de ánimo e incluso depresión.

Esto hace que cuando tomamos miso no solo estemos cuidando nuestro cuerpo, sino que también beneficiará a nuestra mente.

Tipos de miso

Ahora vamos a ver los distintos tipos de miso, que varían en las formad de su elaboración en cuanto a los distintos ingredientes que se usan y al tipo de fermentación.

Miso de soja (Hatcho miso)

Tiene un color marrón tono bastante oscuro y para su elaboración solamente se emplea la soja. Su sabor es salado e intenso y no hace falta usar mucho en los preparados dada su alta concentración.

Se usa para hacer sopas probióticas con un sabor fuerte y guisos con intensidad.

Miso blanco (Shiro miso)

De color amarillo clarito tirando a beige, el arroz es el alimento con el que se elabora. Tiene un sabor suave con toques dulces y salados y es suave en su consistencia cuando lo tomamos.

Sus usos son para preparar pescados, ensaladas, sopas suaves o tofu.

Miso de cebada (Mugi miso)

Este miso tiene un color rojo y el cereal que se usa para prepararlo es la cebada. El sabor varía en cuanto a intensidad y en este caso es dulce y el olor que desprende es el propio de la cebada.

Sobre todo se usa en distintos guisos, legumbres, para preparar paté o hacer sopas.

Miso rojo (aka miso)

Curiosamente no es rojo totalmente, sino que su tonalidad es marrón rojiza o en algunos casos tiene un color marrón oscuro.

Se utiliza el arroz blanco para su preparación y el sabor es intenso y más bien salado.

Este miso se usa para hacer guisos, preparar carne roja, con verduras, semillas de sésamo o con frutos secos.

Miso de arroz integral (Genmai miso)

Como su propio nombre indica se elabora con arroz integral y su color es marrón clásico.

El sabor es más bien salado, con toques de nuez y sobre todo se utiliza para preparar carne, platos con setas y para dar a los alimentos picantes un toque característico.

Cómo hacer miso

Vamos a ver un método para elaborar miso de forma rápida aunque hay varias formas de prepararlo. Si quieres ver el método completo te sugiero que eches un vistazo a esta otra web.

Estos son los ingredientes que necesitamos para preparar miso:

  • 2 cucharadas y ½ de sal.
  • 1 taza de habas de soja o de garbanzos.
  • 3 tazas y ½ de fermento koji
  • 1 Taza de caldo de legumbre (el caldo donde hemos previamente cocido legumbres).
  • Un poco de alga kombu.

Este método de preparación es el siguiente:

  1. Ponemos a remojar la noche anterior las legumbres.
  2. Cocemos la legumbre en olla a presión, con agua y alga kombu pero sin sal.
  3. Las legumbres (habas de soja) estarán listas cuando se deshagan en las manos, más o menos llevará 1 hora y 40 minutos.
  4. Colamos las legumbres y guardamos el caldo.
  5. Aplastamos en un recipiente la soja hasta formar una pasta y añadimos una taza del caldo sobrante de la cocción.
  6. Se debe formar una pasta fina mezclando todo bien la cual llevaremos a un fuego lento.
  7. Es muy importante que el fuego esté suave para no matar los fermentos.
  8. Después de que no esté caliente lo mezclamos con el koji.
  9. Lo metemos en un bote de cristal que esté esterilizado.
  10. Nos ayudamos con palo de cuchara también previamente esterilizados.
  11. Cubrimos la mezcla con un poco de sal, tapamos con una gasa y colocamos algo encima para hacer peso, cualquier cosa que sea plana.
  12. El proceso de fermentación debe durar 1 mes más o menos y a partir de ahí, cuanto más tiempo esté fermentando más fuerte será su sabor.

Video sobre cómo hacer miso

Fuentes:

COMPÁRTELO POR FAVOR
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Agrega tu comentario

error: El Contenido está Protegido !!