Curar Cáncer Natural

Di NO a las Farmafias, se puede prevenir y curar el cáncer de manera natural

El berro y su poder anti-cancerígeno

En el Centro de Investigación del Cáncer de la Escuela de Southampton General Hospital de Medicina en el Reino Unido se ha comprobado que el berro es un vegetal cuyas propiedades ayudan a detener el crecimiento de los tumores.
 
El berro y su poder anti-cancerígeno
 
Los investigadores dicen que consumir regularmente berros y según en qué cantidades funciona igual, si no es mejor, que los tratamientos convencionales de fármacos frente al cáncer y obviamente sin causar efectos secundarios.

Se ha descubierto que el berro tiene la capacidad de desactivar el HIF1, una señal que es envida por las células que requieren del suministro de sangre según explica el Dr. Nicholas Perricone que es un especialista en materia de anti-envejecimiento.

Según este Doctor los científicos llevan mucho tiempo buscando agentes anto-angiogénesis durante años, porque dicen que si son capaces de cortar el suministro de sangre a las células enfermas, estas acaban muriendo y parece que el berro tiene la capacidad de hacer eso.

Pero que intenten hacernos creer que siguen buscando la cura del cáncer, cuando se sabe perfectamente que una alimentación alcalina o el mismo bicarbonato con limón mata literalmente a las células cancerígenas e impide su proliferación y desarrollo del cáncer, suena a lo de siempre, se siguen riendo de nosotros y se observa claramente como el sistema y las farmacéuticas siguen viviendo de la ignorancia de la gente.

Pero de lo que no hay duda es de que los agentes que presentes en el berro atacan de manera natural a las células malignas y haciendo que la sangre solo llegue a las células sanas.

Anteriormente se hizo un estudio en The American Journal of Clinical Nutrition en el año 2007 en el que se comprobó como un consumo regular de berro ayuda a reducir den gran medida el impacto negativo que tienen los radicales libres en nuestro organismo, mejorando la capacidad defensiva del cuerpo o lo que es lo mismo reforzando el sistema inmune.

A parte de esto, el berro es un vegetal que se utiliza para tratar afecciones como la anemia, la migraña, problemas renales o hepáticos o la tuberculosis entre otros problemas de salud.

Es un alimento que se puede consumir de forma totalmente segura para conseguir buenos efectos medicinales de una manera natural.

En la cocina podemos añadir berro en las sopas, en guisos, en la comida recién hecha o en las ensaladas además de que podemos elaborarnos jugo de vegetales añadiendo también berro.

Recordemos que el consumo de vegetales crudos es algo buenísimo para poder elevar el pH de nuestra sangre y convertirlo más alcalino en lugar de ácido y esto es algo clave a la hora de poder prevenir no solo esta sino prácticamente todo tipo de enfermedades.

Consejos en el diagnóstico del cáncer

Cuando te diagnostican un cáncer o se lo diagnostican a alguien cercano la persona se enfrenta a un gran impacto emocional no esperado, en el que se puede pasar por distintos niveles emocionales, como cambios repentinos físicos y/o psicológicos, que derivan de la enfermedad y que en la mayoría de las ocasiones alteran negativamente la calidad y estilo de vida del paciente.
 
Consejos en el diagnóstico del cáncer
 
Estos cambios son vitales tanto para el paciente como para su familia y de no afrontarse como se debe la enfermedad podría empeorar.

Tanto el paciente como la familia han de encontrar la forma de afrontar este problema, ya que aparecerán miedos, angustias e incluso algo muy conocido por los pacientes que es la rabia.

En este momento es recomendable que un especialista nos apoye emocionalmente.

Es muy importante estar bien atento a las señales que nos envía el cuerpo como síntomas y en caso de dudas acudir al médico especialista correspondiente.

El paciente puede sentir exceso de sueño, cansancio excesivo e incluso se puede sentir un inútil al mismo tiempo que tiene un gran sentimiento de culpa, además de no querer realizar sus actividades diarias como anteriormente hizo.

La persona que recibe esta noticia debe de tomarse esta enfermedad como un peldaño más de la escalera que conforma nuestra vida.

Algunos puntos importantes que pueden ayudar al enfermo son por ejemplo el de ser consciente de la enfermedad que tiene, por medio de una comunicación fluida en la que no le queden ningún tipo de dudas.

Es imprescindible una actitud cercana y un buen apoyo emocional por parte de los cuidadores al mismo tiempo que estos prestan la atención a los síntomas y sus efectos y cambios que puedan producirse.

Es primordial aceptar la enfermedad por muy duro que pueda parecer ya que si el paciente la niega no va a ser posible avanzar en el proceso de curación.

Buscar los aspectos positivos y tratar de ser felices en la medida de lo posible es algo realmente importante ya que el aspecto mental juega un papel decisivo para poder superar la enfermedad.

Una manera de ganar confianza frente al cáncer es hablar con confianza con el equipo profesional y poder “confiar” en el equipo médico, contar con información precisa de la enfermedad, además de hablar abiertamente sobre las dudas, temores o ansiedades que se tengan.

Al mismo tiempo aplicar las distintas estrategias para reducir el estrés y la ansiedad es algo muy beneficioso para poder afrontar la enfermedad con el mayor nivel de energía posible y el mejor estado de ánimo que se pueda tener.

Cualquiera que lea habitualmente este blog, sabe que no somos partidarios de hacer uso de tratamientos tan agresivos como la quimioterapia y la radioterapia ya que está demostrado que son una verdadera estafa, pero eso no quiere decir que no podamos dar información también para las personas que se han sometido a estos tratamientos ya que nuestra intención no es otra que la de ayudar.

¡¡Nos vemos en el siguiente post!!

Fuente

Visita la categoría de La mente y el cáncer
 

El estado anímico, las emociones y la enfermedad

Existe una relación muy estrecha entre el estado de ánimo y las enfermedades, entre ellas el cáncer, ya que las emociones juegan un papel más importante de lo que en un principio pudiéramos llegar a creer.
 
El estado anímico, las emociones y la enfermedad
 
El Dr. Hamer fue el creador de la medicina germánica y descubrió en los años 80 un método para curar a los pacientes de cáncer sin quimioterapia ni radioterapia y no hace falta decir que rápidamente fue perseguido por puros intereses económicos.

Pero el descubrimiento de Hamer iba más allá como ya hemos visto en el post de “Mente y enfermedad, la historia de siempre”, y es que el Dr. Hamer descubrió que toda enfermedad y no solamente el cáncer está controlada y producida por su parte específica del cerebro.

Todos y cada uno de nosotros tenemos células cancerígenas en nuestro organismo y estamos de la misma manera expuestos a contaminación diversa como químicos, radiación, metales pesados (Chemtrails), el estrés, etc…

Todos estos factores producen las mutaciones en las células ya que nuestro pH se reduce a niveles de acidez que son los medios ideales para que las células muten y transformen en células cancerosas.

El estrés emocional, el rencor, el sufrimiento, la ira y todo este tipo de sentimientos y emociones son destructivos para nosotros.

Cuando estas cargas emocionales se mantienen en el tiempo se va creando una toxina mental que nos afecta a todos los niveles, tanto físicos como espirituales dando lugar a mecanismos de autodestrucción.

En este tan importante aspecto, los pacientes de cáncer deben de estar en armonía tanto en cuerpo como en mente y espíritu.

El reprimir un rencor o un sentimiento puede ser un elemento principal determinante a la hora de desarrollar un cáncer.

Del mismo modo que en un paciente enfermo las emociones negativas predicen un pronóstico peor, las emociones positivas van siempre de la mano con los mejore resultados.

El optimismo también ayuda a los enfermos y hay muchos estudios que así lo demuestran ya que se le relaciona con un menor índice de cáncer y así mismo sucede con las otras enfermedades.

Las personas que están bien informadas y por lo tanto ya no creen en la medicina convencional (salvo en algunas pocas excepciones y según para qué casos) y mucho menos para curar el cáncer, saben que la clave para evitar y vencer a esta enfermedad está por un lado en tener un pH alcalino en la sangre y por otro conocen el otro aspecto deterninante que no es otro que el aspecto mental y espiritual.

En este sentido la práctica de la meditación es una de las mejores herramientas para mejorar el estado mental, anímico y espiritual, ya que equilibra la energía, mejora el estado de ánimo y nos ayuda aliberarnos de emociones, creencias o pensamientos negativos, ya que con ella resulta mucho más fácil identificarlos para poder cambiarlos por emociones positivas.

Si quieres saber más sobre el estrés y su relación con el cáncer te recomendamos leas este post

En este otro enlace hay un post de una página muy interesante sobre lo que concierne a la mente y la enfermedad