Los Beneficios de la Solución Salina Para la Piel y la Mujer

Autor: | Publicado en Alimentos Anti-Cancer 2 Comentarios

Beber una solución salina elaborada con un agua mineral con bajo contenido en minerales y con una buena sal como es la sal del Himalaya, trae muchos beneficios para la salud.

Vamos a ver para qué sirve la solución salina y cómo prepararla de la manera correcta, además de por supuesto cómo debemos tomarla para qprovechar todas sus propiedades.


beneficios del agua salina

En el post anterior vimos los beneficios de la solución salina, cómo actúa en el organismo, cómo prepararla y cómo tomarla correctamente. Puedes verle aquí si te le perdiste.

Hoy en este segunda parte nos centraremos en los beneficios que aporta consumir esta agua para nuestra piel y cómo ayuda también en las enfermedades que se producen en las mujeres.

La solución salina y la piel

La solución salina es un gran remedio natural para tratar los problemas de la piel y se usa también en la medicina convencional para tratar problemas de piel graves.

Muchas personas que tienen problemas con su piel conocen los grandes beneficios y las propiedades del agua de mar. Especialmente cuando se padece soriasis y neurodermatitis el agua de mar es muy recomendable.

Tener unos intestinos lo más libres posibles de toxinas y demás sustancias patógenas es sinónimo de tener una piel saludable y la solución salina ayuda a limpiar el organismo tanto por entro como por fuera.

Cuando se usa la solución salina puede parecer en un principio que nuestra piel ha empeorado pero esta sensación de empeoramiento o bien la diarrea que se puede producir si se bebe va desapareciendo para dar lugar a una piel más saludable.


Cómo tomar la solución salina si se tiene dermatitis

Todas las mañanas se toma en ayunas una cucharadita de café de la solución salina mezclada con un vaso de agua baja en minerales.

A los niños lactantes con dermatitis se les pueden dar unas gotas de solución salina.

Durante el día se deben beber además entre 2 y 3 litros de agua baja en minerales.

En el caso de tener picos, los baños con agua salina son muy recomendables y la cantidad de sal que se eche al agua depende del estado de la piel de cada persona.

En el caso de tener heridas abiertas, se aconseja darse baños con una concentración salina del 1%, es decir, echando 1 kilo de sal porcada 100 litros de agua.

En una bañera para niños caben aproximadamente entre 20 y 30 litros de agua. En esos casos es suficiente con añadir entre 200 y 300 gramos de sal.

En el caso de que la piel esté curada, los baños se pueden dar con una concentración de sal de hasta el 5%.

Darse baños con agua salina no solo va a calmar el picor de piel sino que la hidrata y al mismo tiempo proporciona un efecto calmante en el sistema nervioso.

En caso de problemas agudos de la piel, se deben tomar 2 baños semanales con agua salina y a medida que los síntomas vayan disminuyendo puede ser suficiente con darse uno de 2 baños al mes.

Acné e inflamaciones de la piel

Se bebe todos los días en ayunas un vaso de agua baja en minerales junto con una cucharadita de solución salina. También hay que beber diariamente entre 2 y 3 litros de agua baja en minerales.

En estos casos se aplica una vez al día un poco de agua salina en las zonas afectadas de la piel y después no se deben de usar cremas.

Aplicar una mascarilla con lodo y agua salina 2 veces a la semana es muy aconsejable en estos casos. Se debe dejar que actúe la mascarilla durante 20 minutos y después se aclara con agua.

Enfermedades de la mujer

En los casos de enfermedades o molestias en las mujeres el uso de la solución salina está muy recomendado.

La solución salina se recomienda en las mujeres en los casos de:

  • Síndrome premenstrual
  • Problemas de menstruación
  • Flujo vaginal con picores o ardores
  • Vagina seca
  • Dolores en el bajo vientre
  • Menopausia
  • Hongos o bacterias

La solución salina mata a los hongos, las bacterias y los virus impidiendo su propagación y la mucosa se rehidrata disponiendo así de más defensas para protegerse de las infecciones.

Para tratar las afecciones de la mujer la solución salina se toma de la siguiente manera:

  • Todas las mañanas en ayunas se toma una cucharada de café de solución salina mezclada con un vaso de agua mineral con baja concentración de minerales.
  • Si se tienen molestias locales, como vagina seca, flujo o algún tipo de infección, lo recomendable es darse baños de asiento con agua salina. El agua tiene que tener una concentración de entre el 3 y el 8% y el agua debe estar a una temperatura de unos 37 grados.
  • En el caso de darse baños completos, es decir, cubriendo todo el cuerpo el principio la concentración no debe superar el 2% y poco a poco se va aumentando la concentración hasta llegar al 5%. La temperatura del agua siempre debería de estar a 37 grados.
  • Después veremos cómo preparar este tipo de baño con agua salina.

La solución salina para la salud bucal

Evita la formación de sarro y caries y es ideal para la higiene de la boca.

Con el agua salina la flora bucal es neutralizada y en muchos casos se pueden llegar a curar enfermedades bucales además de que se promueve la regeneración del esmalte naturalmente.

Para aplicarlo con uso bucal, todas las mañanas se limpian los dientes con una solución salina concentrada. Después se presiona con la lengua la solución salina ente los dientes.

También se hacen gárgaras con la solución salina y se expulsa pasados unos 3 minutos.

Los baños con solución salina

Cuando nos damos un baño con agua normal, nuestra piel se deshidrata pero cuando lo hacemos con agua salina ocurre lo contrario ya que la sal se deposita en la capa exterior de la piel y se retiene el agua. Se conserva así la capa natural de la piel y esta no se reseca.

Los baños con solución salina son muy buenos por lo tanto para las personas que tienen la piel seca.

Se produce la osmosis y el cuerpo expulsa las sustancias tóxicas absorbiendo a su vez los minerales y oligoelementos de la solución salina. Con los baños de solución salina equilibramos el pH de nuestra piel.

Cómo preparar un baño de solución salina

  • Hay muchas sales de baño que se venden en el mercado pero la gran mayoría ellas han sido tratadas químicamente y han perdido su valor biológico.
  • Igual que para el consumo, la sal que debemos de usar para darnos baños debe de ser una sal sin tratar, como la sal del Himalaya.
  • Colocamos en la bañera un paquete de 1 kilo de sal cristalina en trozos y añadimos lo justo de agua para que queden cubiertos los trozos de sal.
  • Cuando haya pasado una media hora aproximadamente la sal se habrá disuelto.
  • Después de esto llenamos la bañera con agua.
  • Es importante que no añadamos más sales, ni ninguna otra sustancia al baño con solución salina.
  • La temperatura del agua debe de estar a 37 grados y para comprobarlo usaremos un termómetro de baño.
Comments
  1. Posted by Maria Angelica Paz Valdivia
    • Posted by Susana

Agrega tu comentario

Compartir

Si te gusto el artículo lo puedes compartir con tus amigos o familiares