Los Enemas de Café Para DESINTOXICAR el Organismo

Autor: | Publicado en Alimentos Anti-Cancer 4 Comentarios

Los enemas de café eran una de las parte establecidas en la práctica médica del Dr. Max Gerson que se introdujo como ya hemos visto en este blog en el estudio del cáncer en el año 1930.

Gerson entonces creyó que la cafeína podía estimular el hígado y la vesícula biliar para así poder descargar la bilis y el sentía que este proceso podía ayudar a mejorar la salud de un paciente con cáncer.


Ha habido un trabajo científico independiente sobre los enemas de café y sus beneficios en los pacientes de cáncer, más allá de que los enemas de café sean muy buenos para desintoxicar el organismo, lo cual se sabe a ciencia cierta que es bueno para evitar el cáncer y muchas más enfermedades.

Hoy vas a aprender cuáles son los beneficios de los enemas de café y cómo realizarlos correctamente paso a paso.

desintoxicar con enemas de cafe

Beneficios del enema de café

En el año 1981 el Dr. Lee Wattenber y sus compañeros pudieron demostrar que la sustancias halladas en el café como el kahweol y cafestol palmitate, son capaces de promover la actividad de un sistema dominante de la enzima, S-transferase de glutathione.

Dicho sistema desintoxica un extenso arsenal de electrophiles de la circulación de la sangre y según El Gar Hildenbrand del “Instituto Gerson” debe de ser mirado como un importante mecanismo de desintoxicación cancerosa.

Este grupo de enzimas es la que se encarga de neutralizar a los radicales libres y a las sustancias nocivas causantes normalmente de comenzar a provocar la aparición de los tumores.

Estos sistemas defensivos se ha observado en ratones como aumentan en un 600% en el hígado y un 700% en los intestinos cuando se agregan granos de café en la dieta de los ratones.


Las lavativas o enemas consisten en introducir un líquido en el intestino a través del recto con fines desintoxicantes.

Son buenos los enemas de café y no solo eso, son muy recomendados y es un procedimiento que por lo menos hace unos 2600 años ya se utilizaba y así lo recomendaba Hipócrates, aunque ya se empleaban también en el antiguo Egipto con el fin de prevenir enfermedades.

¿Para qué sirven los enemas de café?

Como hemos dicho los enemas de café ayudan a desintoxicar el organismo pero además el café es un gran antioxidante y sus beneficios son mucho mayores cuando los aplicamos por vía rectal.

Es realmente una buena herramienta para desintoxicar nuestro cuerpo y la desintoxicación y mantener un organismo depurado es una de las bases para no contraer enfermedades.

¿Cómo hacer enemas de café?

Ahora veamos cómo se hacen enemas de café paso a paso. Necesitaremos los siguientes elementos para poder hacer un enema de café.

  • 1 litro de agua de filtrada, mineral o de manantial pero nunca con agua del grifo
  • 3 cucharadas soperas de café ecológico tostado natural (no vale el café torrefacto, mezcla, ni tampoco el soluble)
  • Una olla pequeña con tapa
  • Un colador con malla fina
  • Un irrigador de un 1 al menos, ya sea de bolsa o cubeta.

Ponemos a calentar el litro de agua en la olla y cuando rompa a hervir se le añade el café y dejamos que hierva durante 3 minutos.

Ahora se baja el fuego y se deja tapado durante 15 minutos más. Después de este tiempo lo retiramos del fuego y lo dejamos que enfríe un poco. Lo colamos y le añadimos un poco de agua para reponer el agua que se ha evaporado hasta volver a tener el litro de líquido.

Este enema debería de estar a una temperatura de entre 37 y 40ºC aproximadamente ‘. Se debe de sentir caliente pero sin que nos llegue a quemar.

La manera de aplicar el enema con cierta comodidad es con unas toallas o mantas hacer un nido en el suelo del baño y colocando un cojín sobre la cabeza.

Se coloca la cubeta del irrigador o una bolsa de unos 45 centímetros por encima de la cabeza, sobre un banco o colgada de un gancho. Debemos de dejar que salga un poco de líquido por la cánula para así expulsar el aire y después cerrar de nuevo el grifo.

Se lubrica con un poco de aceite unos 5 centímetros de tubo y se introducen con suavidad unos 20 o 25 centímetros de tubo en el recto y se abre la llave para permitir el flujo del café hacia el interior.

El enema se debe de realizar tumbados sobre el lado derecho, en posición fetal, en estado de relajación que promovemos con una respiración profunda.

Una vez que haya acabado de entrar todo el café en el intestino, debemos de mantenerlo en el interior unos 15 minutos antes de expulsarlo.

La mejor hora del día para realizarse un enema de café es hacerlo en ayunas, para así hacer que el intestino quede libre para poder recibir la secreción de toxinas del hígado y así poder evacuarlas lo antes posible del cuerpo.

Los enemas de café en personas que no padecen cáncer se pueden realizar sin problemas una vez al mes aunque hay personas que lo hacen cada semana e incluso cada día.

Video sobre cómo hacer enema de café

Comments
  1. Posted by Ramon Paulino
    • Posted by Susana
  2. Posted by Isabel Slait
    • Posted by Susana

Agrega tu comentario

Compartir

Si te gusto el artículo lo puedes compartir con tus amigos o familiares