Los Chemtrails y Más PRUEBAS De Que Existen

A estas alturas no resulta nada extraño que los medios de comunicación tal como han hecho siempre sigan sacando noticias haciéndonos creer que somos tontos o algo parecido. Hablamos de los chemtrails, un problema que nos guste o no, nos afecta a todos.

El grave problema las fumigaciones en los cielos o chemtrails parece que cada vez está siendo conocido por más y más gente, lo cual hace que los medios de comunicación que son controlados totalmente por los mismos responsables de esto, saquen cada vez a la luz y con más frecuencia noticias del estilo “Científicos niegan la evidencia de los chemtrails” para mantener en la ignorancia a las masas.


El trabajo que se lleva haciendo desde hace muchos años con la programación subliminal por medio de la publicidad, las películas, los dibujos animados e incluso con la educación en los niños en los libros de texto, en los que incluso se puede ver cómo se les enseña matemáticas o geometría utilizando imágenes del cielo con estelas químicas, parece que ha dado sus frutos pero no del todo, ya que son cada ve más personas las que conocen este tema.

¿Pero por qué la gente no ve los chemtrails? En este video se explica muy bien el motivo de que la mayoría de la gente no se cuestione nada al ver los cielos plagados de estelas y nubes químicas.

Normalizar los cielos cubiertos de rayas blancas o los cielos blanquecinos es algo que los que manejan los hilos llevan haciendo muchos años por medio de la televisión, la publicidad, el cine y la educación.

Pero es muy difícil poder ocultar algo así y del mismo modo que hay mucha información desinformadora para controlar a las masas, como podemos ver mismamente en Wikipedia donde se habla de “Teoría de la conspiración”, existen millones de pruebas que evidencian que los chemtrails no son ninguna teoría sino algo muy real y demostrable.

Por muchas noticias que son obviamente falacias y pura desinformación para hacernos creer que los que se ve en el cielo son solo estelas de condensación producidas por el vapor de los aviones, también salen a la luz noticias con pruebas intangibles de que nos están envenenando por medio de los chemtrails.

¿Cómo podrían entonces que unas cantidades de aluminio de 4.0 ml/l en muestras de lluvia recogidas cuando el límite de cuantificación es del 0,1 ml/l?


pruebas de la existencia de chemtrails

La publicación de un artículo científico del geofísico J. Marvin Herndon en el que decía que a nivel mundial y especialmente en la última década, nuestro planeta está siendo contaminado con aluminio de forma clandestina y que aún no ha habido una admisión pública como tampoco se está informando sobre las distintas sustancias químicas que se están dispersando de manera ininterrumpida en la atmósfera, es una vez más algo de luz respecto a la verdad de este asunto.

Las grandes corporaciones invierten mucho dinero en negar los chemtrails y la programación de la sociedad para que la gran mayoría niege o rechace su existencia es muy evidente como uno puede comprobar.

evidencias de los chemtrailsEl aluminio es causante de enfermedades como el azheimer, el autismo o el parkinson entre otros muchos trastornos tanto físicos como mentales.

Es un problema que si bien es cierto que cada vez más personas van conociendo, todavía nos queda mucho trabajo por hacer y para enseñar a quienes no conocen este tema, de la problemática que implica no solo para nuestra salud, sino para el futuro de nuestros hijos y aunque a muchos nos les importe, para el hábitat natural y el planeta.

Está en nuestra mano difundir la información y concienciar a la gente o quedarnos de brazos cruzados diciendo la típica frase de  “Es que no podemos hacer nada”. Precisamente los que nos hacen esto es lo que quieren que hagamos, NADA. Pero realmente tenemos mucho poder ya que si no no se tomarían tanta molestias en pagar a desinformadores o en publicar noticias en periódicos conocidos para negar la existencia de los chemtrails.

Solo si al fin nos damos cuenta del poder que tenemos y del miedo que realmente nos tienen, podremos hacer que cada vez más gente sea consciente de que están jugando con nosotros y quizás y por qué no, cambiar las cosas.

Fuentes del artículo:

Agrega tu comentario

Compartir

Si te gusto el artículo lo puedes compartir con tus amigos o familiares