4 Frutas Que Previenen el Cáncer, ¿Las Consumes?

Autor: | Publicado en Alimentos Anti-Cancer Sin comentarios
COMPARTE ESTA INFORMACIÓN!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las frutas son unos alimentos que definitivamente son lo mejor que puede tener el ser humano a su alcance por parte de la naturaleza. Son sumamente completas en todo lo que representa a las necesidades de nuestra alimentación.

Además de poseer todo los nutrientes que necesita nuestro cuerpo, constan en su gran mayoría de otros componentes vitales para nosotros, como oxidantes, vitaminas y minerales. Por lo que es muy importante enseñar hábitos alimenticios a nuestros hijos, como las de estas.

Además de representar y ser dignas de mención para cualquier tipo de dieta, las mismas tienen propiedades curativas. Algunas de ellas, son excelentes para algo tan mortal como lo es el cáncer. Te hablamos de 4 frutas para combatir esta enfermedad y prolongar tu vida.

frrutas anticancerigenas


La piña

Una de las más populares y preferidas por muchos pacientes como la fruta anticancerígena estrella, es la piña. La misma contiene una enzima que permite y facilita la descomposición de proteínas, además de estar en capacidad de matar y encoger células cancerígenas activas.

Además de esto, podemos resaltar que:

  1. La misma enzima, que es conocida como bromelina, es utilizada en casos de pacientes con alergias o intolerancia a medicamentos para el dolor extremo.
  2. Posee efectos antiinflamatorios y anticoagulantes, que proveen al cuerpo de una mayor y potente inmunidad. Vital para la lucha en contra del cáncer.
  3. La misma no solo se encuentra en la fruta, sino además en el tallo, que puede usarse en remedios o complemento de otras comidas para aumentar la presencia de la misma en el organismo.

Aguacate

Pues muchos estarán diciendo: “el aguacate es un vegetal, no una fruta”. Pues la verdad es lo segundo y también forma parte de las mejores de su clase.

El mismo posee una alta concentración de grasas saludables para el cuerpo y es por esta primera razón que se le considera anticancerígeno.

A su vez, posee un antioxidante que se conoce como glutatión, el cual ayuda a erradicar definitivamente los radicales libres. Estos últimos son los que se ocupan de hacer mutar nuestro ADN de cara al cáncer y potencian el crecimiento de sus células.

En el temprano hallazgo o al haberse identificado la posibilidad de esta enfermedad, se recomienda consumirse esta fruta, debido a que también posee vitamina C, la cual no está de más recordar que protege el ADN celular e inhibe la formación o crecimiento de tumores cancerígenos.

Posee complementos que son especialmente buenos frente a los casos de detección, posibilidad o prevención de varios tipos de cáncer, en específico, los tipos: mama, oral y próstata.

En especial, es excelente para el primero de estos tipos de cáncer, pues posee grandes reservas de vitamina E, que ayuda a reducir la incidencia de este.

Además, como dato para ser incluido en tu vida no es para nada aburrido si lo que buscas es la diversidad. Puedes hacerlo y sin limitarte a, ensaladas, batidos y, combinaciones con otras comidas, acompañamientos y guarniciones (como puede ser, champiñones y aguacate).

Las uvas

Las uvas deben formar parte importante de casi cualquier dieta sobre el planeta tierra. La mismas, constan de una característica muy peculiar en su piel; el resveratrol. Este se encuentra en mayor concentración en las uvas rojas, negras u oscuras.

A pesar que se considera a este estilbenoide/fenol/fitoalexina como inconsistente en la mayoría de los tratamientos contra lo que representa el cáncer, se ha demostrado en algunos estudios e investigaciones que reduce significativamente la actividad de la ornitina descarboxilasa.

Cuya función vital de esta última enzima, es el crecimiento de las células cancerígenas. Así que mientras menor sea la actividad de esta en tu organismo, mucho mejor.

Como en el caso anterior, esta fruta tiene mejores aplicaciones en ciertos tipos de cáncer, y los casos de esta son, el cáncer de mama y el de próstata, ya que ayuda a prevenir el crecimiento de tumores sensibles a las hormonas.

Los arándanos

Los arándanos, que para la gran mayoría que los disfruta ocasional o frecuentemente, son solo un fruto de paso, aperitivo o para “probar algo dulce cada cuanto”, tienen una muy relevante y gran importancia como prevención y ayuda para combatir el cáncer.

Lo más remarcable de esta, es de nuevo un antioxidante, pero en este caso hablamos de la antocianinas. La misma, junto con el ácido elágico y urolitinas, podremos conseguir un efecto que se contrapone al daño de los radicales libres en el ADN, que ocasiona el cáncer.

Como las últimas, sus áreas de aplicación más frecuente, es para el cáncer oral, colón, mama y próstata. Estimulando en estas áreas la muerte de células dañinas y disminuyendo el crecimiento de las mismas.

La vitamina C es otra vitamina reductora del cáncer que se encuentra abundantemente en estas pequeñas y deliciosas frutas.

La misma también da acceso a sus consumidores a vitamina C. Y por si no es suficiente, es fácil de incluir en cualquier tipo de alimentación con: batidos, helados, tés, ensaladas de frutas y para combinar con otros frutos silvestres para zumo.

Lo que buscamos lo encontraremos siempre en estas frutas y lo que es mejor, evitaremos cualquier efecto negativo que pueda darse con el uso o aplicación de cualquier otra recomendación que podemos recibir.

Además que estas en su mayoría, pueden ser usadas para evitar saltarte el desayuno por carecer de una preparación complicada o prolongada.

COMPARTE ESTA INFORMACIÓN!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Agrega tu comentario